Hacia la reacreditación 2023: apoyemos a la PUCP rumbo a este reconocimiento internacional

15/5/2022
La PUCP se prepara para obtener, por tercera vez consecutiva, el reconocimiento del Instituto Internacional para el Aseguramiento de la Calidad (IAC- Cinda) para el 2023, que reafirma nuestra calidad educativa. Para ello, ha iniciado un proceso de autoevaluación institucional que requiere la participación de toda la comunidad, por lo que será fundamental recoger su opinión a través de la encuesta institucional desde esta semana.

Nuestra Universidad recibió por primera vez la acreditación del Instituto Internacional para el Aseguramiento de la Calidad (IAC- CINDA) en las áreas de Gestión Institucional, Docencia de Pregrado y de Posgrado, e Investigación en el 2013. Cinco años después, en el 2018, logramos renovarla. Y, ahora, avanzamos a paso ligero en el proceso para alcanzar este reconocimiento, por tercera vez consecutiva, de cara al 2023, de la mano del Vicerrectorado Académico y con el apoyo de la Dirección de Asuntos Académicos (DAA).

“La reacreditación se trata de renovar el compromiso de la Universidad con la mejora continua y con brindar un servicio educativo de calidad. Además, implica el reconocimiento público por parte del IAC-CINDA de que la PUCP cumple con estándares de calidad internacional en las distintas dimensiones de su quehacer”, comenta la Mag. Claudia Solís, jefa de Acreditación y Mejora Continua (DAA) sobre la importancia de esta acreditación.

Para alcanzar este objetivo, la Universidad realizará un trabajo de autoevaluación institucional, en la que participarán estudiantes, docentes, administrativos y autoridades.

Este paso es fundamental porque la autoevaluación requiere de un análisis introspectivo, honesto y crítico por parte de los miembros de la comunidad, lo que permitirá identificar las fortalezas de la institución así como aquellos aspectos en los que se debe mejorar.

Los pasos de la acreditación

¿Cómo nos favorece la reacreditación? Según explica Solís, la reacreditación nos ayuda a establecer una cultura de mejora continua y de autorregulación. Esto, asegura, permite que podamos tener un conocimiento pleno de nuestra institución y así aplicar las mejoras necesarias para estar al nivel de los estándares de calidad internacionales en cada aspecto del funcionamiento institucional.

La Mag. Solís recuerda que el proceso para la reacreditación con miras al 2023 se inició a finales del 2021 con la elaboración de la matriz de indicadores que respondan a los estándares del modelo de acreditación y el diseño de los instrumentos para el recojo de información.

Este año, se ha continuado con la solicitud de información a las unidades académicas y administrativas, y ahora corresponde levantar la información de opinión de los distintos actores de la comunidad, a través de encuestas y entrevistas. Además, en abril de este 2022, se instalaron los comités y las comisiones que estarán a cargo de analizar la información y evaluar el funcionamiento de nuestra Universidad.

Conoce más en esta nota.

Compartir vía :